SIÉNTATE CONMIGO
  Carta Abierta al Infinito (José Claudio Suárez Santana)
 

 

 

Carta Abierta al Infinito

José Claudio Suárez Santanaá

Querido Luis braille,

Mil preguntas se me agolpan al brocal de la flaca memoria. Mil veces me explicaron los apóstoles de tu cruzada regeneradora quién fuiste , cuánto te debe el mundo , pero el entendimiento precisa en ocasiones reactualizar verídicas nociones de ésas que apenas cambian. Necesitamos emprender la fructífera , catártica aventura de los reaprendizajes . Por eso hoy más que nunca , con o sin pretextos , urge recordarte como pionero del imposible que sin embargo pudo ser , como protagonista del acontecimiento cero que puso en marcha la historia de los ciegos .

Saber quisiera :

a)ááááá Como se puede emitir tanta luz en habiéndose uno desprendido de ella -con tus mimbres de sombra señalaste el camino a incontables generaciones que en tu existencia lúcida y fecunda encontraron salida para sus anhelos de progreso e independencia-.

b)ááááá Cómo no hemos comprendido todavía que tú fuiste el Newton, el Shakespeare, el Mozart,á el Fleming que los ciegosá esperábamos.

c)ááááá Cómo se cuestiona aún sin sonrojo que en ti y contigo surgen los cimientos de una obra irrenunciablemente nuestra que estamos llamados a defender , viabilizar y difundirá en las múltiples vertientes de su aplicabilidad integradora y por todos los medios a nuestro alcance, ensanchando sin desmayo sus horizontes, fortaleciendo el marco y el volumen de las conqistas que sólo tu magno y fructífero quehacer posibilita.

d)ááááá Con qué aparato de precisión calibrar la envergadura, el sencillo aplomo,á la grandeza , la genialidad sustraída a cualquier amago de ostentación, la maestría, la generosa dedicación que derrochaste en tu efímera vida para culminar un hito tan vasto y pujante Como el que tú encomendaste anuestras manos en el más literal y fecundo de los sentidos .

Luis , eres de Dios y eres del mundo y eres nuestro . te nos mezclas en los fragores y reveses del día a día . Nos señalas cómo la unidad de miras y la fuerza de un espíritu magnánimo y resuelto pueden suplir con creces la escasez de alicientes y pertrechos.

En ti enmudecen y se atomizan barreras étnicas,nacionales,á ideológicas , genéricas ,socioeconómicas.

Lo que hiciste entraña genuino carácter universal . Fue y sigue siendo algo así como el alborear de una edad inédita y promisoria , de un ciclo a partir del cual toda una comunidad desvinculada del saber y del progreso puede , no sólo beneficiarse del ingente patrimonio cultural que por tu intermedio le queda expedito , sino dejar testimonio escrito de sí misma , de sus euforias y malestares, de sus realizaciones e insuficiencias , de sus plegarias y desesperos, de su vocación divina y-o de su condicióná humana.

Como en una suerte de indiscriminada eucaristía liberadora, todos estamos llamados a tu parnaso de excelsitudes táctiles para expandir tu legado e incrementar sus réditos. Tu irrupción en nuestro horizonte fue equivalente al levántate y anda que Jesús dijo a Lázaro. A ïraíz de entonces , nos reclama e involucra activa y responsablemente ese compromiso que comporta haber sido distinguidos con tuubérrima herencia .

Es inútil que se pretenda arrebatarnos lo que nosencomendaste. Incluso quien se trace el propósito de superar tu mágico hallazgo tendrá necesariamente que contar con él yá contigo . Las nuevas tecnologías , lejos de relegarte a la última fila donde te quisieran los adoradores de becerros de oro bendecidos por la moda y la estulticia, refuerzan la vigencia de tus seis puntos áureos, de ese patrimonio que por tu intermedio nos encomendó Dios mismo para que lo hiciésemos crecer y multiplicarse en quilates de arte y de solaz y de ciencia y de conciencia .

Luis, nos perteneces por derecho. Eres más mundial que el mundo mismo. Renaces a cada instante en nuestros cerebros y corazones. La historia del universo ya te puso en el pedestal hacia donde nos encaminan las luminarias de tu vida y de tu logro por excelencia .

Nada más democrático que las seis piezas de tu bendita arquitectura. Nadie nos pidió dinero ni cartas credenciales ni cualesquiera otros títulos para acercarnos a este ágapeá salvífico donde se comparten el pan del conocimiento y el vino de la verdadera emancipación que mediante él y su consecuente aplicación se alcanza. Hasta las autoridades del correo internacional lo han comprendido cuando autorizaron que tus seis detonaciones de hermandad y progreso circulasen a lo largo y ancho del planeta total con exención de franquicias postales.

Frente a las proclamas insípidas de los agoreros y a cualquier intento de capitalizarte en el sentido quefuere, hay que oponer nuestra resuelta voluntad de preservar intacto y operativo tu patrimonio para beneficio y orgullo de todos protegiéndolo contra todo ostáculo, contra la tibieza o desvergüenza de quienes te quisieran relegado a las catacumbas sin retorno , defendiendo tu espíritu y tu letra frente a los promotores encubiertos del neoanalfabetismo como del egocéntrico talante de quienes pugnan por empequeñecerte como representante de un país, de una casta, de un sentir pacato y anquilosado.

Los hay que , tergiversando el sentido de tu obra y desvalorizándoladesde la estrechez de sus mentes hueras y acomodadas ,, atribuyen provisionalidad a tu código obviando la decisiva cuestión de por cuál otro lo sustituiremos,o bien lo denominan idioma . Más allá de la petulancia de los unos y del palmario simplismo de los otros, quizá a estos últimos no les falte razón. Nos diste un lenguaje común en el cual podemos conversar y entendernos literalmente pero tal lenguaje no viene a desstituir ningún otro. En similitud con lo que la doctrina de Jesús hizo respecto a las leyes mosaicas, en ese idioma tuyo que tiene al tacto como conducto de circulación se cumplen y acrisolan todos los demás , orgullosos de que en sesenta y trés combinaciones de señales táctiles tengan cabida el quehacer, el pensamiento , los sueños, todo ese cúmulo de realizacionesá que jalonan la existencia humana . Por eso , Luis , en el barco que fletaste vamos por más que vientos y olas arrecien. Tenemos sed de seguir conociéndote y haciéndote conocer tú, que en tubreve y callada y laboriosa vidaá hiciste espacio para tantos como hoy pregonan tu ejecutoria en generaciones de personas libres y equipadas con los útiles del saber y del espíritu de superación; tú, que quisiste ser uno de entre nosotros dando el sazonado fruto que por lo regular huye de la espectacularidad y del engolamiento ; tú, en quien con tanta justicia reconocemos a nuestro bienhechor y maestro por excelencia, intercede al buen Dios por tus hijos espirituales para que jamás de los jamases perdamos la hermosa y floreciente perspectiva de los senderos que nos marcaste, y por los cuales aún discurrimos .

á

 

 
  Total visitas 381301 visitantes (729894 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=