SIÉNTATE CONMIGO
  Cartas en Blanco (Haydée García)
 

 

 

Cartas en Blanco

Haydée García

Después de desayunar, Camille salió a hurtadillas de la casa por la puerta trasera, atravesó el jardín y abrió el buzón, cuidando de que no rechinaran las bisagras. Su padre le había prohibido tajantemente volver a ver a aquel Louis, un muchacho sin futuro, sin dinero y para más inri, ciego. ¿Puede escribirme al menos?, preguntó Camille entre lágrimas. Su padre soltó una sonora carcajada de desprecio y volvió a su despacho. Ahora Camille tenía entre sus manos un pequeño sobre beige con una abultada carta de amor en su interior que sólo ella en casa podría leer. Con las manos, como Louis le había enseñado.

 
  Total visitas 359262 visitantes (678897 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=