SIÉNTATE CONMIGO
  Volcanes (Agustín Martín Sánchez)
 

 

 

Volcanes

Agustín Martín Sánchez

Las orejas del punzón enormes y erguidas, aprisionaban mi dedo índice que poco a poco se iba agotando, por la fuerza excesiva con la que intentaba perforar el papel.

El señor Ferrer colocaba su mano suavemente sobre la mía, con aquella amabilidad que tanto le caracterizaba y me decía:

-Agustín, vas a hacer volcanes en vez de puntitos Braille.

Y así fue. Cuando giré la hoja para leer mi nombre, el estropicio que perpetré me desmoralizó.

-Tienes que conseguir sin romper el pliego, realizar un punto redondo de manera que, al pasar la yema por encima, veas el dibujo perfecto de la palabra escrita.

¡Gracias, Maestro!

 

 

 

 
  Total visitas 378431 visitantes (722084 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=