SIÉNTATE CONMIGO
  Una Mirada Digital (Manuel González Otero)
 

 

 

Una Mirada Digital

Manuel González Otero

Febo elevó al grado sublime su potente haz de luz cuando Louis abandonó la felicidad de su placenta; y sobre aquel punto clavó sus inmaculados cristalinos para recrearse con su resplandor desde el cálido gozo de su cuna. Pero un halo de desventuras empañó su mirada justo en el momento en que la pasión de su mundo mágico le encadenaba al "aprendizaje por imitación" con el que todo ser humano se funde en su desarrollo, y aquel punto de luz se extinguió. Mas otra luz se encendió en su mente con seis puntos luminosos hacia los que todos los dedos del mundo volverían su táctil mirada.

 

 

 

 
  Total visitas 378431 visitantes (722077 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=