SIÉNTATE CONMIGO
  Cinco Cequigramas (Varios y Caranva Romero)
 

 

 

Cinco Cequigramas

A un ciego trincón y trimillonario (cequigrama)

Un Descoñocido y Caranva Romero

Un ex jefe socarrón,

hablando de su economía,

quiso dar una lección

y dijo que se despedía

sin percibir ni un doblón.

-Dispense, usted, que le diga

-replicó don Tolomeo-,

yo eso no me lo creo.

-Pues su crédito consiga

un triplón pa mi recreo.

 

 

Admiróse el orbe entero (cequigrama)

N. F. de Morrotín y Caranva Romero

Admiróse el orbe entero

de ver que los ciegos de España

se daban muy buena maña

para ganar su dinero.

Diabólico es, y artero,

dijo inocente un muchacho;

que algunos llenen el tacho

sin pensar en los demás,

y riéndose por detrás

de falso poder borrachos.

 

 

Sindícate, y verás (cequigrama)

A. Ribó y Fontseré y Será, y Caranva Romero

cortando un cupón don Justo,

vendedor sobresaliente,

se le metió en la mente

sindicarse con gusto.

Lo hizo con tal presteza

y con tanta gracia y bien

que muy pronto olvidó quien

era, y de su fin con destreza.

 

 

El Convite (cequigrama)

Culónimo y Caranva Romero

Ayer convidé a unos cuantos;

se llevaron los dineros,

los servicios casi enteros,

inmuebles, otros tantos.

Doyles sueldos desmedidos

y me sueltan sin rubor

que ganan lo que en rigor

y en justicia han decidido.

¡Qué golfos! (cequigrama)

Nicolas F. de Cuponcín y Caranva Romero

Los productos de un ciego

Miraba el jefe Tangolfo,

Y enternecido exclamaba:

"¡Válgame Dios lo que somos!"

 

 

 

 
  Total visitas 378340 visitantes (721700 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=