SIÉNTATE CONMIGO
  ¡Afrodita, Afrodita! (Pedro Higuera)
 

 

 

¡¡Afrodita, Afrodita!!

Pedro Higuera

Voy a contarles a ustedes

un romance inusual

que nació de entre las redes

así de forma casual.

Este mundo de los chats

tan de sorpresas repleto

no deja de ser un reto

si en ellos inmerso estás.

Y te cuentan que está lleno

de historias alucinantes

de lujuria y desenfreno

con virtuales amantes.

Ante tales maravillas

quíseme yo recrear

y en silencio y de puntillas

empezé a fisgonear.

Cierta noche me encontraba

por Internet navegando

sin saber lo que buscaba

de aquí para allá cambiando.

Y hete aquí que de repente

de forma discrecional

voy a para a un canal

todo repleto de gente.

Ahí me tienes a mí

que sin saber como ha sido

perplejo por lo que ví

me quedé como aturdido:

"Que si te invito a un privado"

¡cientos y cientos de citas!

"que si ya estoy empalmado"

"Que si mira mis braguitas"

"Que si ya tengo mi almeja

muy húmeda y mojadita"

"Que si ¿hay alguna pendeja

para una mamadita?"

¡Que obsceno vocabulario!

hasta había un casquivano

que pedía un voluntario

para hacerlo por el ano.

Intervine con orgullo

mas nadie me hacía caso

cada cual iba a lo suyo

y yo haciendo el payaso.

¡Santo Dios, que bacanal!

¿era real o ficción?

¡tanto deseo carnal!

¡tanto sexo, tanta acción!.

Pasmado de tal orgía

con enorme desazón

pensé cerrar el salón

e intentarlo otro día

Presto el dedo en mi ratón

en sesión finalizada

se me encogió el corazón

cuando vi lo que pasaba.

Cansado de tal orgía

presto ya para marchar

una ventana se abría

con un "Holita" ¿Qué tal?

Sentí gran frío ambiental

cuando muy desafiante,

ella insistía: ¿qué tal?"

¿me permites ser tu amante?

Me quedé petrificado

me dije: ¡silencio, calla!

¡alguien te pide un privado

abierto a toda pantalla!

¿Quién es usted señorita?

¿A quien debo tal honor?

Mi nick lo dice: ¡Afrodita!

¿no lo estás viendo mi amor?

Lo veo más no lo creo

le dije para calmarla,

yo no intervine en la charla

¿pero tiene algun deseo?

Claro que sí mi amorcito

no sé lo que tu dirás

pero quédate un ratito

y no te arrepentirás.

Proposición tan galante

no me atreví a rechazar

¿será cosa del azar?

¡¡vamos a tirar "palante"!!

Apenas si tiempo tuve

de acomodarme en mi silla

que más que silla era nuve

cuando dijo la chiquilla:

¿Te apetece vida mía

que te haga una descripción

de toda mi antomía

para ir entrando en acción?

Cuenta cuenta vida mía

le contesté relajado

y me apresté concentrado

para ver qué me ofrecía.

¿Será real? , me decía

¿esto es un sueño tal vez?

¡Santo Cielo! ¡madre mía!

¡no me lo puedo creer!

Y así sin más dilación

muy sensual y de repente

en tono muy sugerente

comenzó su descripción:

Soy bella como una diosa

con expléndida figura

soy elegante y hermosa

con un cuerpo de locura.

Cabello largo y rizado

dorado como la espiga

suave y acaracolado

permíteme que lo diga.

Por mis ojos dos luceros

que esta noche te iluminan

verdosos y aceituneros

los que a tu lado caminan

Mis labios rojo carmín

carnosos de fina piel

saben a fresa y a miel

huelen a rosa y jazmín

Y mis mejillas rosadas

traviesas y tentadoras

aguardan desesperadas

tus besos a todas horas.

Hombros tengo de princesa

que necesitan mimarlos

te harán perder la cabeza

y tan solo con tocarlos

Mis pechos son dos volcanes

en sus cumbres coronados

por afinados puñales

que en ti ya siento clavados

De perfecta redondez

de tacto compacto y firme

su excitante desnudez

probarás antes de irme.

Acerca tu boca bien

deja tus labios besarlos

que tan solo con rozarlos.

te vas a poner a cien

¿Sientes mi erecto pezón

en tu garganta caliente?

Chupa chupa corazón

chupa sin clavar el diente.

Fíjate bien amor mío

¡qué canalillo! ¡qué joya!

¡vas a perder el sentío!!

cuando aprisione tu polla.

Mira mi coño, es un río

estoy ya que me derrito

¿a que esperas tigre mío

para introducirme el pito?

¡Redios con la pelandrusca!

¡que manera de excitar

dígame lo que en mí busca

le tuve que preguntar.

Pareces tonto mi amor

¿no me serás mariquita?

venga chico, por favor

¡quítame ya la braguita!

Y acaricia mi tesoro

a pesar de que es muy tarde

en mi pepita de oro

húmeda el fuego me arde.

Dale gusto a tu manita

a tus dedos movimiento

y notarás al momento

el calor de mi rajita.

¡¡Santo Cielo!! ¡¡Que frescura!!

sin querer me puse a tono

y se me puso muy mono

el de flácida figura.

¿Será posible? me dije

¡como me excita esta paya!

¡hay que ver como me exije!

¡no se si daré la talla!

Y valla que si la dí

cuando menos lo esperaba

mi espada desembainaba

y allá que se la metí.

¡¡sigue sigue! ¡Que gustazo!

no te pares vida mía

o te arreo un garrotazo,

entre jadeos decía.

En fin, para que seguir

una vez ya roto el hielo

los dos nos dejamos ir

hasta allá el séptimo cielo.

Ya después de la explosión

aun sin dejar de gemir

ella se empezó a vestir

yo a guardar mi munición.

Me despedí con dolor

y ella dijo suspirando:

¡vuelve mañana mi amor!

aquí te estaré esperando.

Desde entonces continuamos,

cómo acabe és lo de menos

cada noche nos amamos

con lujuria y desenfreno.

Vas a ser mi perdición

¡¡Ay Afrodita Afrodita!!

siempre a la disposición

de tu rosada almejita.

 

 

 
  Total visitas 381583 visitantes (730628 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=