SIÉNTATE CONMIGO
  Chascarrillo del Carnicero y el Verdulero (Ventura Pazos)
 

 

 

Chascarrillo del Carnicero y el Verdulero (De Cuentos de Carnaval)

Ventura Pazos

En los tiempos de Sanani el de las Tortas, vendían en la Plaza un carnicero y un verdulero, compadres de toda la vida, cuyos puestos se hallaban uno frente al otro. Entre su clientela, contaban con una linda muchachita, criada de una señora de postín, que, para no olvidarse de sus orígenes serranos, se hacía acompañar por un conejo muy juguetón y gracioso. De tan buen ver estaba la moza, que los dos perdieron el sentido por ella y decidieron galantearla a porfía. El carnicero le regalaba todos los días, sin faltar uno, un estupendo chorizo picante y un par de hermosos huevos de gallina, diciendo:

-Toma chiquilla, que las niñas que comen mucho de esto, se conservan siempre bonitas y alegres.

El verdulero, por su parte, le obsequiaba con una excelente bolsa de zanahorias, diciendo:

-Con esto se ceban los buenos conejos y el tuyo, por las trazas, debe ser de los mejores.

Ella sonreía con carita de no haber roto nunca un plato, y ellos quedaban encandilados como los niños chicos viendo bailar el trompo nuevo del vecino.

Pasadas unas semanas, los pretendientes acordaron hablarle claro a la muchacha. Así lo hizo el carnicero y ella le respondió:

-No hace mucho me moría por probar ese bocado que me ofreces, pero ahora, estoy tan harta de tu chorizo y tus huevos, que de sólo pensar en ellos se me revuelve el estómago.

Fuese al puesto del verdulero, que la recibió muy contento comprendiendo el fracaso de su amigo. Se frotaba las manos

pensando en el festín que le esperaba, pero la respuesta que oyó, lo dejó tieso como la mojama:

-Has obrado con torpeza, que mi conejo te miraba con muy buenos ojos, pero tus zanahorias le han mejorado tanto la vista, que se ha dado cuenta de lo feo que eres.

 

 

 
  Total visitas 381021 visitantes (729165 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=