SIÉNTATE CONMIGO
  Diligencia Amatoria (Soneto del Siglo XVII, Anónimo)
 




Diligencia Amatoria (soneto del siglo XVII)

Anónimo

Esta mañana, en Dios y enhorabuena,

salí de casa y víneme al mercado;

vi un ojo negro, al parecer rasgado,

blanca la frente y rubia la melena.

Llegué y le dije: "gloria de mi pena,

muerto me tiene vivo tu cuidado;

vuélveme el alma, pues me la has robado

con ese encanto de áspid o sirena".

Pasó, pasé; miró, miré; vio, vila;

dio muestras de querer, hice otro tanto;

guiñó, guiñé; tosió, tosí; seguila;

fuese a su casa, y sin quitarse el manto

alzó, llegué, toqué, besé, cubríla,

dejé el dinero y fuime como un santo.

 
  Total visitas 375282 visitantes (715382 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=