SIÉNTATE CONMIGO
  9 Epigramas (Varios Autores)
 

 

 

Epigramas

I

Un andaluz muy guasón,

hablando de ortografía,

quiso dar una lección

y dijo que se escribía

con hache melocotón.

-Dispense, usted, que le tache

-dijo un hombre de seso-

para que pueda ser eso

¿dónde se pone la hache?

-¿Dónde? En er mismo hueso.

II

Admiróse un portugués

de ver que en su tierna infancia

todos los niños en Francia

supiesen hablar francés.

Arte diabólica es,

dijo torciendo el mostacho;

que para hablar en gabacho

un hidalgo en Portugal,

llega a viejo y lo habla mal,

y aquí lo parla un muchacho.

N. F. de Moratín

III

Cascando un piñón don Justo

avaro sobresaliente,

sintió rompérsele un diente

y llevó mucho susto.

Pero pronto se rehizo

y clamó muy placentero:

"Este no cuesta dinero;

¡Me temí fuera el postizo!"

A. Ribot y Fontseré

IV

Ayer convidé a Torcuato;

Comió sopas y puchero,

Media pierna de carnero,

dos gazapillos y un pato.

Doyle vino y respondió:

"Tomadlo por vuestra vida,

Que hasta mitad de comida

No acostumbro a beber yo."

V

La calavera de un burro

Miraba el doctor Pandolfo,

Y enternecido exclamaba:

"¡Válgame Dios lo que somos!"

Nicolás Fernández de Moratín

VI

Entré, Lauro, en tu jardín,

y vi una dama o lucero,

y una vieja o cancerbero,

que era su guarda o mastín.

Es todo tan excelente,

que me pareció el vergel

que Adán perdió, viendo en él

fruta, flor, Eva y serpiente.

Salvador Jacinto Polo de Medina (1607-1640)

VII

Vio a una mulata murciana

un hombre asomada un día

a un esconce, que servía

de chimenea y ventana.

Ella se le queja, viendo

que no le habla, corrida

por ser dél tan conocida,

y él se disculpó diciendo:

"Que pase, mire y te vea Clara;

sin hablar, no es mucho,

que entendí que era tu cara

humo desa chimenea".

Salvador Jacinto Polo de Medina (1607-1640)

VIII

A un recién poeta, de pocas esperanzas

Voy a hablarte ingenuamente.

Tu soneto, Don Gonzalo,

si es el primero, es muy malo;

si es el último, excelente.

Manuel Bretón de los Herreros (1796-1873)

IX

A un necio, titiritero de afición

Ese hombre, cuyo renombre

puebla Corte y arrabales,

a todos los animales

remedia... menos al hombre.

Manuel Bretón de los Herreros (1796-1873)

 

 

 

 
  Total visitas 365478 visitantes (692913 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=