SIÉNTATE CONMIGO
  La Mujer Que No (Jorge Ibargüengoitia)
 

 

 

La Mujer Que No

Jorge Ibargüengoitia

¡Oh, dulce concupiscencia de la carne! Refugio de los pecadores, consuelo de los afligidos, alivio de los enfermos mentales, diversión de los pobres, esparcimiento de los intelectuales, lujos de los ancianos. ¡Gracias , Señor, por habernos concedido el uso de estos artefactos, que hacen más que palatable la estancia en este Valle de Lágrimas en que nos has colocado!

"La mujer que no" en La ley de Herodes

 

 
  Total visitas 365478 visitantes (692898 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=