SIÉNTATE CONMIGO
  El Esquilón y el Gato, Fábula (Cayetano Fernández)
 

 

 

EL ESQUILÓN Y EL GATO

Cayetano Fernández

Un esquilón muy ladino,

Asomado a su tronera,

Con límpido acento argentino

Llamaba al culto divino

Al pueblo de esta manera:

"¡Parroquiano,

Mal cristiano,

Ven a misa.

Pues te avisa

Que ya es hora

Mi sonora

Voz del alto serafín!

Tin, tin, tin.

¿No te pasma

Y Entusiasma

Mi desvelo

Y este celo

Con que llamo,

Cual reclamo

Del empírico confín?

Tin, tin, tin.

Oyó el sonsonete un gato

(El rubio Marramaquí)

Desde el tejado inmediato,

Y sin pizca de recato

Hubo de argüirle así:

"¡Linda pieza!

¿No es rareza

Que con tanto

Son de santo,

Nunca al templo,

Dando ejemplo,

Descendió tu beatitud?

Miau..., Miau...

Así, digo :

Que conmigo,

Tu palabra

Poco labra,

Pues no tiene

Do que viene

A dar peso a la virtud

Miau..., miau. "

Quien las virtudes predique

Sin dar a la vez ejemplo,

Que no muy alto repique,

No sea que se le aplique

Lo que al esquilón del templo.

 

 

 

 
  Total visitas 401685 visitantes (775140 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=