SIÉNTATE CONMIGO
  El Perdón (Roberto Enjuto)
 

 

 

El Perdón

Roberto Enjuto

El alma se serena

con el suave tañer de las campanas

dulces. De perdón llenas,

que anuncian la mañana

y ofrecen su cantar en tu ventana.

El perdón deseado,

es un clamor de voces silenciosas

que ríen en el prado

de libertad dichosa,

Cuya Luz es el alma de las cosas.

La Luz sólo sentida

através del sonido primordial,

acaricia tu vida

con mano terrenal,

que transmite ternura celestial.

Me contaste aquel sueño

basado en el temor a los castigos,

de cuando eras pequeño.

Rió el padre contigo.

Jugando a perdonarte fue tu amigo.

¿Crees tú que oscurecen

tus acciones lo hermoso de tu vida?

¿no ves que resplandece

la Luz más decidida?

¿No sientes que te guía a la salida?

Quizá la oscura noche

te engañe con silencios luminosos.

Quizá te hagas reproches

por no hallar el reposo

buscando los amores elogiosos.

Quizá quieras juzgarte

y llores por creerte condenado.

Tu Padre quiere hablarte.

¡Escucha su recado!

Él sólo ve tu Amor. nunca el pecado.

Él no es juez ni verdugo.

Al no entender su Gracia y su regalo,

te fabricaste el yugo

de lo bueno y lo malo.

No entraste en lo vacío de su alo.

Aliento de consuelo,

es la naturaleza del perdón.

Inmutable ante el duelo,

rescata el corazón

del turbulento mar de la razón.

Tras años de trabajo

creyendo que ganabas su morada

yendo arriba y abajo,

descubres que no hay nada,

sino misericordia desatada.

¡Simple misericordia,

que da sentido a todo lo que existe!

No importa la discordia

que habitas cuando triste,

no ves la mano eterna que te asiste.

Si sales a buscarla,

no temas desviarte del camino.

Tu deseo de hallarla

sellará tu destino.

Dejarás de escuchar los falsos trinos

del pájaro del tiempo,

que trata de hechizarte con su encanto.

¡No entres en su templo!

¡Que no te dé su manto

que te ata a su red de risa y llanto.

las lágrimas sinceras

que emiten su quejido penetrante,

son la perfecta hoguera,

que quema lo sobrante

y sólo queda Dios, tierno y amante.

Sólo Dios y su abrazo.

Él será para ti, lo que tú quieras.

Se niño en su regazo.

Su corazón espera,

que ya no tengas miedo a aquellas fieras,

que un día te apartaron

de la Hermandad sutil y generosa.

Tu mente la mancharon

de ideas ponzoñosas

que querían ser cielo y eran fosa.

El perdón se divierte.

Será padre. Hermano. Es tu Amigo.

Humilde, viene a verte.

quiere vivir contigo.

¿Vas a negarte a que te dé su abrigo?

Desnudo de tinieblas,

su sol brilla en tu alma dulce, eterno.

Ya ningún monstruo puebla

tu corazón. Ya tierno,

borraste la amenaza del averno.

El bálsamo que aplica

el perdón a los siglos de ignorancia,

redime y vivifica.

Aviva la nostalgia,

cual fuego hacia el Amor. Hacia su estancia.

 

¡Nostálgicos anhelos

que evocan universos conocidos

donde no había celos!

¡Donde no había olvido!

¡Donde Dios es el rey de los sentidos!

Los sentidos cubrieron

con su magia la Luz de tu existencia.

mas hoy retrocedieron,

ante la transparencia

del dueño del Amor y la inocencia.

la inocencia es gozosa.

Renuncia a la prisión de la armadura

de ideas enojossas

que mantienen a oscuras

tu niñez. El volcán de tu locura.

Tu infancia es esa meta,

donde están los tesoros añorados.

Está la risa quieta.

El domingo soñado

con la voz permanente de tu Amado.

¡Confía en el domingo!

¡No temas al pasar del calendario!

Ya te ha tocado el bingo.

Disfruta del rosario

que llueve bendiciones a diario.

Bendito es el festivo

banquete en la mesa del perdón.

El Padre compasivo

te acoge en su Mansión.

Te regala la llave de su arcón.

El arcón no es la caja

de Pandora, con ruido inacabable.

Lleva en sí las alhajas

de silencio inmutable

transformado en caricias adorables.

¡Caricia muda y quieta,

que te muestra su Amor sin enseñarte

efímeras caretas!

¡Suelta ya tu estandarte

y acércate! ¡Que Dios quiere abrazarte!

 
  Total visitas 400840 visitantes (772002 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=