SIÉNTATE CONMIGO
  Mis Libros (Antonio Martín Figueroa)
 

 

 

Mis libros (De En la Mesa del Naranjo

Antonio Martín Figueroa

Es mi mesa, chiquita y ovalada.

Encerada reciente con mis manos.

Una venta sin par, donde confluyen

caminantes con héroes y villanos.

Yo un humilde mojón en la hondonada,

que no ven los que llegan ni los que huyen,

sino el fértil ingenio del azar.

Y allí viene el silencio. Se acomoda,

al umbral del portón llamando quedo,

el primer pasajero de mi barca.

Tú te llamas El Gato. Te recuerdo.

Balbucientes sonidos... Frases cortas...

"Psch, mamá está enferma". Viejas

tapas.

La Aduana del País del Fabular.

Se aproximan los tres. Gris, Bobo y Listo.

Con sus mágicas historias de animales,

que nos narran sus luchas desiguales:

los pingüinos, las zorras y los monos.

Era nuevo y vivaz. Los Tres Borricos.

Y con ellos quería cruzar solo

los primeros poblados. Nada más.

¿Y El Caballo? !Llegó tan majestuoso!

Fui sorbiendo la pulpa de su entraña.

El sabor de la luz y el sentimiento.

En el duro cartón, letra apretada,

aprendía algunos versos muy famosos,

entre historias, leyendas y argumentos.

Se me abrían senderos sin pisar.

Preguntábame yo qué fuera un Prefacio,

si eligieron lujosos camarotes

esos tres anteriores pasajeros,

sin saber filiación, sino su nombre.

De los renos conocí. De los albatros.

Y de Amundsen, explorador noruego.

Y la historia del Eco y su sonar.

En el aula de quinto, don Antonio.

El viaje Infantil de Santiaguito.

Biografías de Ilustres Generales,

Grandes Santos, guerreros y marinos.

Del amor a la Patria sus tesoros.

Españolas, también Universales,

Cien Figuras. Modelos a imitar.

Florilegio de célebres Mujeres.

Santas Justa y Rufina, Santa Engracia,

Doña Eugenia, la Augusta Emperatriz...

De la Tierra su historia enrevesada.

De Laplace las teorías y de Kepler.

Y aquel libro, Estampas de Madrid,

Daoíz y Velarde y muchos más.

!Oh qué gozo; qué historias más bonitas!

Traspasar los Palacios de los Reyes.

Conocer a Jonás y la Ballena.

A Judith, a Tobías y a Holofernes.

La Paciencia de Job, la Moabita.

A Moisés y el Mar Rojo. Y la Tierra

Prometida. La Zarza de Isaac.

Se llenaba mi venta. No podía

hospedarlos siquiera unos minutos,

tantas gentes de pueblos tan lejanos.

Decidí habilitar con sumo gusto

mi pupitre y las tiendas de mis días.

¿Cómo no dar posada a estos arcanos

personajes que mucho han de enseñar?

 

 
  Total visitas 365290 visitantes (692354 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=