SIÉNTATE CONMIGO
  Versos a Punto (Antonio Martín Figueroa)
 

 

 

Versos a Punto

(A imitación de "El Idioma en Verso")

Antonio Martín Figueroa

Señores: un Servidor,

Puntilloso Punteado,

Quiero en este humilde estrado

Ser del braille valedor.

Y apreciar el gran valor

De su correcta escritura,

Evitando la apretura

Que se sufre en ocasiones

Sustituyendo mojones

Por la palabra más dura.

Si con sólo seis puntitos

Se escriben todas las letras,

La mano ha de estar muy diestra

Formando los dibujitos.

Y dándole a cada escrito

Ni un punto más ni de menos,

Para que el lector ajeno

No confunda un bello lago

Con el más modesto lado,

Y a su lectura eche el freno.

Si tacaños nos mostramos,

Quizá convirtamos paja

En una ceñida faja.

Y si aún nos empeñamos,

La faja en caja guardamos.

Y la boda se hace boca.

La mofa se vuelve moca.

La dama se va a la cama.

La gama adquiere la fama.

Y la foca es dulce coca.

La copa puede acabar

En vulgar e insulsa cosa.

La sopa se queda sosa.

El lar, en un pobre bar.

Apagar, en amagar.

El mapa en oscura capa.

En hembra del sapo, tapa.

El río en crecido lío,

Y el frío acelera el brío.

Si algún puntito se escapa.

¿Qué sucede si añadimos,

con actitud generosa?

Que en las losas nacen rosas.

En los silos crecen tilos.

Y nos sentimos en vilo

Si a quien trabaja en el faro

Le mandarán pronto al paro.

Si el salón es un talón,

O el cajón es un catón.

Ha de estar todo más claro.

El asunto se complica

Con equívocos fatales,

Cuando afecta a las vocales

El punto que modifica.

Y si el punto seis se aplica,

Por no ser tan habitual,

Surge algún signo inusual

Que la lectura interfiere.

Por lo tanto, se requiere

Poner la letra cabal.

Pues si no, el cerro es un corro.

Del carro vamos al cerro.

Al barro llamamos berro.

Al perro le doy un porro.

Dejo un churro bajo el chorro.

Por loto leeremos lote.

Y la moto será un mote.

Un reto queda en un rato.

El retrete, en un retrato,

Si lo escribimos al trote.

Yo les digo y les concedo

Que el pequeñito punzón

Es latir de un corazón

Al que toma el pulso un dedo.

Si le atribulara el miedo,

Se descentra y acelera;

Se descuida y no se esmera

Y la letra se oscurece.

La lectura lo agradece

Si, sereno, se atempera.

 

Acentos y puntuación

Y una buena ortografía

Pongamos, pues algún día

Alguien leerá este guión,

Palpando cada renglón,

Sea niño o joven o adulto.

Y tendremos por inculto

A quien, si ha de poner celo,

Acaso haya escrito cero.

Nunca obtendrá nuestro indulto.

 

 

 

 

 

 
  Total visitas 381021 visitantes (729187 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=