SIÉNTATE CONMIGO
  Cólera de Violante, Soneto (Baldomero Fernández Moreno)
 

 

 

CÓLERA DE VIOLANTE

«Epílogo al soneto de Violante».

Baldomero Fernández Moreno (1886-1950)

Cuando Violante vio que en un segundo

Lope de Vega terminó el soneto,

miró al maestro, que sonrió, discreto,

y su pecho quedó meditabundo.

El pecho de Violante, un breve mundo

por un tajo partido en dos, direto,

casi escapó del regalado peto,

elástico como era y furibundo.

Porque ella no quería la acrobacia

de que dio muestras el de la perilla

y la guedeja montañesa y lacia.

Ella soñó el soneto maravilla,

el que hiciera inmortal toda su gracia

de ricahembra y marisabidilla.

 

 

 

 
  Total visitas 583461 visitantes (1158004 clics a subpáginas)  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis