SIÉNTATE CONMIGO
  Crónica Encuentro-Literbraille, Alicante 1-3 Marzo 2019 (Cathy Sigal)
 
 
 
 
  Encuentro-Literbraille, Alicante 1-3 Marzo 2019
 
  Cathy Sigal
 
Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da.
MIGUEL DE UNAMUNO
      En una pequeña casa se construye una gran familia.
      Érase una vez un espacio de encuentro, donde coincidían amantes de la literatura, lectores y escritores, braillistas en su mayoría, ávidos de publicaciones del panorama nacional e internacional, clásico y contemporáneo, admiradores sagaces de la riqueza de la escritura, derrochadores incansables de nuevos títulos...
Así podría empezar la historia de LITERBRAILLE, el chat creado por César Puente, que reunía inicialmente, a los compañeros y compañeras de la infancia, amigos para siempre. El círculo se abría con regularidad a nuevos lectores, que el Administrador introducía con una elogiosa presentación, acompañada de un mismo deseo:  
"esperamos que te sientas aquí como en tu casa".
No eran palabras vacías. El manido "comparte" de las redes sociales, se había hecho regla de oro. Al hilo de las intervenciones, se habían ido tejiendo relaciones de amistoso cariño, que habían avivado las ganas de salir de la burbuja virtual, y de interactuar en vivo.
 
¿A quién se le había ocurrido un encuentro? 
Lo cierto es que la idea había calado en seguida. Dicho y hecho: ALACANT, LA MILLOR TERRETA DEL MÓN - 1, 2, 3 DE MARZO DE 2019...
 
Diciembre de 2018: la logística.
      Fijado ya el encuentro para el primer fin de semana de marzo, Blasi empieza a idear un programa para tres días, adaptado a la llegada escalonada de los participantes. No deja nada al azar: hoteles y aparcamiento, comidas, visitas y paseos. Nacen dos nuevos chats: "encuentro marzo" es el de los alicantinos anfitriones, "encontraos" el de los participantes para concretar las propuestas.
 
Viernes 1 de marzo, tarde y noche
      Antonio y Juani, desde Talavera, son los primeros en pisar tierra alicantina. Acompañados por César y Blasi, pasean por la ciudad, hasta la hora de recoger a Carlos y Duvi, que han cogido el Euromed en Barcelona. La llegada, prevista a las 23'00, se efectúa con media hora de retraso. ¿será verdad que RENFE significa:  "Retraso Enorme Necesitamos Fuerza Empujen" (Carlos dixit)?
      Viernes por la noche, una copita antes de retirarse ¿hace?, pero los establecimientos cierran sus puertas y no queda más remedio que acercarse a los sitios más concurridos, próximos a las calles donde se desata el frenesí del Carnaval. Ale, a dormir unas pocas horas, que el sábado es el gran día.
Sábado, 2 de marzo
      A las seis de la mañana, suena el teléfono de Antonio: "servicio de habitaciones" anuncia Mariano. Pero, si no están puestas las calles todavía.
      A media mañana van llegando los "murcianicos": Marisol y JuanRa, Paloma y Ángel; los almerienses, Carmen, Isabel y Mariano; también los castellonenses Merche y Ximo. Justo el tiempo de pasar lista, saludarse, abrazarse... y emprenden con alegría un paseo por los lugares más emblemáticos de Alicante.
      César y Vilka, capitanean la marcha escudados por Pepi y Tomás: calle Mayor, ayuntamiento, majestuoso edificio representativo del barroco alicantino con detalles rococó donde se encuentra en el primer peldaño de la escalinata interior "la indicación que señala el origen de la nivelación de las alturas de todo el territorio peninsular español sobre el nivel de mar." La Explanada de España, postal de Alicante, paseo marítimo inaugurado en 1959 que reproduce olas del Mediterráneo en mármol de las canteras de Novelda y teselas blancas, rojas y azules.
Toca descansar tras una buena caminata. Las altas temperaturas de este "inverano" invitarían casi a un bañito. Los turistas no se lo piensan. Unas cervecitas o algunos refrescos, respirando brisa marina, ayudan a reponer fuerzas. Los vendedores ambulantes están al acecho. "¡Ay querido amigo senegalés!, recoge tu muestrario de gafas de sol... va a ser que no!".
      Se está divinamente disfrutando como el resto de los alicantinos de la hora del aperitivo, charlando y recordando; pero hay que subir al bus para ir a comer.
14'00 El Racó del Pla
Mientras tanto, Blasi, Alicia y Cathy han quedado delante del restaurante. Alicia se está retrasando. Dentro, han dispuesto la mesa en forma de U, cual un banquete de boda.
Ya están llegando: Presentaciones, abrazos, saludos, risas... "diecisiete, dieciocho... ¿Qué le habrá pasado a Alicia, que sigue sin llegar? 
Van tomando asiento, y por fin, aparece Alicia, acompañada de Vanesa (habían cogido un autobús que las llevó por los cerros de Úbeda). Los veinte comensales están al completo, puede empezar el desfile de camareros con los entrantes. Ganas no faltan de probar lo que prometía el menú.
Desde el principio, las conversaciones van a buen ritmo: bromas y anécdotas alternan con los elogios que se merecen los platos. Se agudiza el buen humor. De pronto, se levanta Ximo, espadachín de la rima, desenvaina... un soneto... seguirán cuartetas, apenas se sorprende la asamblea, que le aplaude. Son sólo los primeros versos de una compilación especial para la ocasión: a Ximo se los chivaron las musas mientras se defendía aburrido de un villano resfriado.
 
 
La mesa está servida en Alicante
Por César y por Blasi preparada,
Para estrechar los lazos diseñada,
En fraternal encuentro emocionante.
 
Cariño y gratitud van por delante
Por tanta deferencia desplegada,
Y tanta información averiguada, 
para una convivencia apasionante.
 
Y nuestro corazón, en su memoria,
guardará lo vivido en estos días,
en especial rincón, como oro en paño.
 
Y los añadiremos a la historia
De LiterBraille, como poesías
Que crezcan en belleza cada año.
Ximo González
 
 
 
Sacaron el queso viejo,
con el ibérico lomo
y huelo que el mayordomo
va sirviendo Vino añejo.
 
Aquí tenéis patatitas,
"all i oli" marinero,
caramelo morcillero
y unas cuantas almendritas.
 
Se descuelga un Croquetón,
rabo de toro zaíno,
que pide un trago de vino
o un brindis por la Región.
 
¡Qué guapa está la ensalada,
su ventresca... su tomate...
sus cogollitos, su... ¡Tate...
mi felicidad ansiada.
 
Los vinos blancos y tintos
de la tierra valenciana
van acertando la diana
con sus caldos variopintos.
 
Luego vienen los arroces
hermanados en un plato.
¡Qué aromas para el olfato...
para el paladar, qué goces!
 
Un arroz tiene secreto
sus habitas, su pimiento,
sus ajetes... ¡un momento...
ya lo anunciaba el soneto!
 
Otro arroz, negro teñido,
lleva jugosas almejas,
y no provocará quejas
si con muchas ha venido.
 
Arroz a banda lo llaman
al otro, los pescadores
porque fragancia y sabores
los orígenes proclaman.
 
Complicada operación
al tener que decidir
si sorbete han de servir
o una tarta de turrón.
 
Al fin, los cafés expreso,
los cortados o infusiones
llegan como bendiciones
si se ha zampado en exceso.
Ximo González
 
 
 
 
 
 
Para comer un buen arroz en Alicante
a la altura y nivel de la ciudad,
habremos de tener una amistad
que escoja con cariño el restaurante.
 
La parte iniciática del entrante
que anuncia el nivel de calidad;
y destaca también en cantidad,
presagia que el final será triunfante.
 
Arroz a banda, negro o con secreto,
regado con los caldos levantinos,
luego un sorbete o tarta de turrón.
 
Y cerramos la mesa y el soneto,
de manjares huertanos y marinos,
con los cafés, cortados o infusión.
Ximo González
 
 
Sin perder ripio de las conversaciones, se llega al final de la comida. Toca brindar. Primero, por la anfitriona, Blasi, que ha cumplido años cuatro días antes. Las décimas de Ximo envuelven el ramo de flores.
 
 
A Blasi Astasio en su cumpleaños
 
Las flores perfumadas
que lleva esta espinela
son rosas de acuarela
por mis dedos pintadas.
Otras, iluminadas
por el Sol de los años,
forman en tus peldaños
la grata profecía
de que sea este día
tu mejor cumpleaños.
Ximo González
 
 
 
      Son las cinco de la tarde, para hacer la digestión, rapidito hacia al MARQ, el museo arqueológico de Alicante donde el grupo tiene una visita concertada. Como escolares dóciles pisan los talones de las guías que recuerdan los orígenes de la ciudad, de los Iberos al Leukante romano, las primeras relaciones comerciales. Se pueden apreciar con el tacto objetos y reproducciones: utensilios, huesos, cerámica... en la sala de la prehistoria, suenan los golpes regulares del trabajo más ancestral... tan ambientado, que remontándose...
 
           
          En el paleolítico están el padre y el hijo en la entrada de la cueva y el padre con la "Tabla de notas" del niño, le dice:
 Vaya notas que me traes... Puedo entender que suspendas Pintura porque todavía no sabes mezclar los colorantes minerales ni reproducir. Pase que suspendas Caza porque te tengo que enseñar a perseguir ciervos y el temible mamut, Geografía porque nunca te has movido más de un kilómetro de la cueva... ... pero suspender la Historia, hijo...¡¡¡ Si sólo llevamos dos días!!!
 
 
      Abandonando el territorio de los arcaicos recolectores y cazadores, la banda se reúne con los holgazanes sapiens consumidores asentados en la cafetería exterior. De esta hospitalaria cueva, al final de la jornada, desplazan su campamento al Valencia 11, número casualmente familiar. El formidable surtido de tapas, que suscita una amable polémica a la hora de pedir, pone un broche de oro a este día. El camarero ha hecho piña con estos clientes carismáticos y no duda en intercambiar alguna prestación.
Domingo 3 de marzo despedida y cierre
      Antes de recorrer la costa mediterránea para arriba Duvi y Carlos, Merche y Ximo disfrutan con sus amigos de la soleada mañana alicantina. Se acerca un trovador urbano declamando unos versos elegidos entre sus mil poemas. Por mucho que cultiven la lírica, entre el público de nobles damas y caballeros no se palpa rastro de estremecimiento. El incomprendido bardo recoge sus inspiradas páginas y parte en busca de más favorables auspicios.
La comida de despedida se ha prolongado de forma inoportuna y queda poco tiempo para acercarse a la estación. Consciente de su responsabilidad, Vilka asume la última etapa de su pastoreo, lidiando con desperdigados de la cuadrilla.
BIEN ESTÁ LO QUE BIEN ACABA.
 
Almería, Barcelona, Castellón, Granada, Madrid, Santander, Talavera...continuará sin duda.
 
AGRADECIMIENTOS
A los libros
A Literbraille
 
 
 
A César
Como coordinador,
César suelta peroratas
y reflexiones sensatas
propias de sabio orador.
Es natural que el pastor
Evite la desbandada,
por si una cabra alocada
se le escapa para el cerro,
de Úbeda, y tenga el perro
que actuar de salvador.
 
 
 
      
 
A Alicia
Decir Alicia, es decir
sonrisa, gozo, alegría;
es ver que la poesía
te da ganas de vivir.
Es complacerse al sentir
un canto de libertad,
el calor de la amistad.
Y es invocar la Argentina,
aquella tierra divina
crisol de felicidad
 
A Antonio Cuéllar
Quien tenga alguna tensión,
calambre, esguince o dolor,
no tema; vendrá el doctor
y pondrá la solución.
Antonio, por vocación,
Quiere que estemos bien sanos
y con sus expertas manos
se ofrece a dar un masaje,
para que uno se relaje,
con cánticos gregorianos.
 
 
A Carlos
En LiterBraille, tú encargas
un título de novela
y ves, al punto, que vuela
y la tienes en descargas.
Carlos, con sus manos largas,
nos allana la lectura;
pero roza desmesura
el insondable parón
de la cola de impresión,
rayano con la locura.
 
 
A Cathy
Claridad y concisión
En los mensajes que envía
Son valores que hoy en día
Suelen ser una excepción.
Si falta una traducción,
Cathy suele ser primera,
Con su elegante manera,
en resolver el asunto
para que pase a otro punto
la panda literbraillera.
 
A Juan Ramón
Vasco, por Murcia adoptado,
por los amigos querido,
por la fortuna servido,
por nosotros reencontrado.
Disfruta de jubilado
La plena satisfacción
de exprimir tu vocación
En las luchas que emprendiste
Y de que, a la ONCE diste
Entero tu corazón.
 
A Mariano
Mariano nos reflexiona
Sobre bucólicos temas
Y nos presenta poemas
que afligen a la persona.
Con expresión juguetona
Señala la poesía
Como la perfecta vía
Para curar el dolor
Que produce el desamor
dejando el alma vacía.
 
 
A Paloma
Paloma trae la brisa
de la huertica murciana
y a la tierra valenciana
le contagia su sonrisa.
Hace de sacerdotisa
respecto de la lectura
en LiterBraille, y procura
animar siempre el cotarro
para procurar que el carro
tenga una larga ventura.
 
A Pepi
A Pepi, su voz de artista
para el teatro o el cine
es lo que mejor define
su rol de protagonista.
Fue buena telefonista
Con tonos de terciopelo
y timbre de caramelo
Sumados a su valía
Su humanidad, su alegría
Y su dulzura de cielo.
 
A Ximo
Ximo desde Castellón
muestra su vena poética,
clara, medida, estética...
que surge del corazón
con fácil inspiración.
No hay cosa que se resista
a la rima siempre lista
en la mente del gran Ximo,
que la trata con el mimo
de un verdadero artista.
Carlos Andrés
 
 
A los magnificos acompañantes de los/las literbraillistas
A una simpática y profesional perrita de azabache
 
Somos y estamos
Somos todos los que estamos,
Mas, no todos los que somos,
que algunos guardan sus tomos...
pero aquí los recordamos.
No aceptaremos reclamos
de quienes no hayan venido,
puesto que tal, así ha sido
por su propia decisión,
ya que le dijeron "non",
al mensaje recibido
Ximo González
 
 
 
  Total visitas 500782 visitantes (981419 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=