SIÉNTATE CONMIGO
  Sensual, Soneto (Antonio Perán Elvira)
 

 

 

Sensual

Antonio Perán Elvira

La gata que campea en el corral

carece para muchos de recato,

porque bebe los vientos por un gato,

que prefiere su cuerpo al natural.

No puede comprender por qué hace mal,

cuando ante la visión de su retrato,

la lengua asoma al borde del regato,

los ojos se convierten en puñal,

la grupa adquiere un aire musical

y el vientre accede al súbito arrebato

de sosegar su entraña por un rato

con la tibia inyección de pedernal.

La gata es simplemente un animal

gozoso de gustar lo que le es grato.

 

 

 
  Total visitas 590006 visitantes (1171828 clics a subpáginas)  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis